Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta desapego. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta desapego. Mostrar todas las entradas

miércoles, 12 de abril de 2017

El Ingrediente Secreto "Nadie sabe Nada"

Estaba harto de que todo el mundo intente inculcarte su verdad como si eso fuera prueba de lo que puede pasar. En todas circunstancia existe un elemento que nadie puede controlar y es ese mágico ingrediente el que hace que la experiencia sea diferente al resto. Frases como no puedes dedicarte a eso o a la otro significa que la persona que te lo dice no tiene ninguna esperanza pero quizás tu sí de que las cosas puedan cambiar o que las cosas puedan ser diferente a los demás. Lo único que se necesita es focalizarte y no escuchar el ruido exterior de comentarios que lo único que van a hacer es bajarte la energía.
De ese concepto nació "Nadie Sabe Nada" una canción con ritmos electrónicos pero con esas guitarras electricas que le dan dinamismo a las estrofas y estribillos. Cuando dejamos de estar en el sistema para seguir nuestro camino nos quitamos la venda y despertamos. Despertar a tu realidad, a tu historia personal, a lo que tu ser  realmente necesita y no lo que tu ego te dicta.

martes, 24 de enero de 2017

Tan cerca que puedes tocarlo.


Nadie sabe nada, nadie puede comprender lo que cada uno vive dentro de sí. Cada persona es un planeta lleno de rincones por explorar. Yo no soy menos que los demás. Vamos desarrollando nuestras vidas compartiendo momentos con otros. Ojalá nos enseñaran a soltar, a desapegarnos a sentir que nada nos pertenece, que todo es de todos sin intentar retenerlo para siempre.
El día 21 me fui a rodar mi videoclip "Nadie Sabe Nada" y no sentí cansancio o ganar de ir a otro lugar. Sentía que estaba en el lugar correcto con la gente adecuada. Mi objetivo era formar parte de la historia que queríamos narrar. Es un cortometraje en forma de videoclip que cuenta que tenemos que escuchar nuestra voz, que cada uno tiene su proceso y que cada camino es tan especial como cualquier otro. Esta vez contaba con actores y figurantes que ayudaron a dar vida a ese mundo bajo una plantificación exhaustiva de planos y angulaciones que aportaran un trabajo de mayor calidad audiovisual a este "Punto Zero".

Gonzalo Molina en pleno rodaje de "Nadie Sabe Nada"
Tres días de rodaje con tres localizaciones diferentes. Una oficina donde se trabaja a las ordenes de un jefe que decide todo lo que hay que hacer y cómo hacerlo, donde no puedes explorar más allá de lo que no está permitido. ¿A caso no es lo que vivimos todos en este sistema?. Donde todo el mundo tiene una opinión de lo que deben ser las cosas. Todo esto le llamo yo el ruido, ese parloteo externo que no te deja escuchar tu voz interna, la del corazón.

El segundo día estaba con la energía a mil. Las canciones de mi álbum estaban en loop en el fantástico espacio/pub New Orleans Granada, un sitio bastante céntrico justo en calle Almona  del Boqueron 10 donde la decoración daba el rumbo exacto para soltar las cadenas que te atan al sistema. Yo ahí de pie en todo el escenario y con mis tres músicos arropándome, sintiendo que todo es posible, que mi música puede tender un puente hacia fuera de mi universo personal.
En New Orleans Granada planificando la escena
Desde el escenario divisaba el garito y mientras sonaba mis canciones iba imaginándome la sala llena y  sintiendo cada letra de cada canción la canción. Los figurantes jugaron un papel principal y el sonido tan bueno de la sala hizo que no fuera difícil sentir que era un verdadero concierto.

Tan cerca que puedes tocarlo

Otros momentos del Rodaje

Ignacio Castillo en el rodaje de "Nadie Sabe Nada"

Momento de una escena del videoclip

martes, 3 de enero de 2017

Lucas, Iñaki, Martha y otras amistades fallidas.

Era el 2008. Estaba a punto de terminar uno de mis proyectos más importantes hasta la fecha. Estaba totalmente confundido y con ataques de ansiedad. Día si y día también sentía que el entorno se caía literalmente a mis pies. Lo único que permanecia  igual fueron las supuestas "amistades" que en ese momento tenía. Formaba lo que yo creía que era el triangulo perfecto, como una geometría sagrada donde todo estaba en equilibrio, pero era una mentira.
Lucas vino a mi vida gracias a Iñaki. Un ser adorable que deseaba con todas sus fuerzas sacar cabeza en el mundillo teatral o en cualquier cosa que fuera de importancia. Lo conocí en un gym madrileño de la calle Ortega y Gasset. Se me acerco un día y me dijo que le encantaba el musical y que le parecía una pasada. En poco tiempo nos hicimos amigos y me presento a su compañero de piso Lucas. Todos estaban por la causa. El teatro le parecía lo más. Salíamos, entrabamos y todo era genial.
Me fuí distanciando de Iñaki pero porque estaba mas en sintonía con Lucas. Se empezó a convertir en un amigo de confidencias. Teníamos muy buen rollo, supongo que la soledad y el estres de ese momento hizo que confundiera los sentimientos y de repente mis ojos parecían verlo de otra manera pero en realidad lo que apreciaba de el era su compañía. Le confesé mis sentimientos esperando un poco de comprension pero lo que conseguí fue alejarlo de mi. Supongo que no lo entendió. Yo con el paso del tiempo veo que confundí lo bueno que teníamos. El caso es que cuando termino HNMPL esas dos personas que yo pensaba que eran mis amigas volaron de mi lado y me sentí totalmente estafado emocionalmente. No supe más de ellos. Bueno miento, de Lucas si porque empezó a salir en la tv y lo veía en todos los lados pero nuca más mantuvimos ninguna llamada, mensaje o un cómo estas?.
Martha en aquella época era un personita con inseguridades como todos y supongo que nos hicimos amigos porque ella estaba rebotada con uno de mis compis de HNMPL y la verdad es que desde que la vi sabia que podíamos hacer buenas migas. Es verdad que salíamos un montón, sobre todo en esa época donde a mi me iba bien y ella solo era una persona que quería encontrar un hueco, pero mantuvimos la amistad incluso después de HNMPl pero no era lo mismo. Ella empezó a encontrar un hueco donde ya no había sitio para mi. Nuevas amistades, nueva vida. Yo seguí en mi confusión de esa época, no tenia el mando y me sentí bastante perdido y solo. En ese momento decidí cerrar el telón al teatro y abrirlo a otras cosas. Todo esa gente salió de mi vida cuando cerré el telón aunque en mi corazón echo de menos algunos momentos con Lucas, algunas risas con Iñaki y algunos abrazos de Martha.
Aprender el desapego es una de las grandes lecciones, por eso surgió " El Antídoto".
Desapegarse y dejar ir aquello que no quiere quedarse.

"Punto Zero" mi primer disco

"Punto Zero" mi primer disco
Punto Zero Album

Punto Zero

Punto Zero
Punto Zero

las profundidades del alma

Mi foto
Tierra, Andalucia, Spain
Somos del planeta de los sueños imposibles de no realizar

Archivo del blog