Páginas vistas en total

martes, 24 de enero de 2017

Tan cerca que puedes tocarlo.


Nadie sabe nada, nadie puede comprender lo que cada uno vive dentro de sí. Cada persona es un planeta lleno de rincones por explorar. Yo no soy menos que los demás. Vamos desarrollando nuestras vidas compartiendo momentos con otros. Ojalá nos enseñaran a soltar, a desapegarnos a sentir que nada nos pertenece, que todo es de todos sin intentar retenerlo para siempre.
El día 21 me fui a rodar mi videoclip "Nadie Sabe Nada" y no sentí cansancio o ganar de ir a otro lugar. Sentía que estaba en el lugar correcto con la gente adecuada. Mi objetivo era formar parte de la historia que queríamos narrar. Es un cortometraje en forma de videoclip que cuenta que tenemos que escuchar nuestra voz, que cada uno tiene su proceso y que cada camino es tan especial como cualquier otro. Esta vez contaba con actores y figurantes que ayudaron a dar vida a ese mundo bajo una plantificación exhaustiva de planos y angulaciones que aportaran un trabajo de mayor calidad audiovisual a este "Punto Zero".

Gonzalo Molina en pleno rodaje de "Nadie Sabe Nada"
Tres días de rodaje con tres localizaciones diferentes. Una oficina donde se trabaja a las ordenes de un jefe que decide todo lo que hay que hacer y cómo hacerlo, donde no puedes explorar más allá de lo que no está permitido. ¿A caso no es lo que vivimos todos en este sistema?. Donde todo el mundo tiene una opinión de lo que deben ser las cosas. Todo esto le llamo yo el ruido, ese parloteo externo que no te deja escuchar tu voz interna, la del corazón.

El segundo día estaba con la energía a mil. Las canciones de mi álbum estaban en loop en el fantástico espacio/pub New Orleans Granada, un sitio bastante céntrico justo en calle Almona  del Boqueron 10 donde la decoración daba el rumbo exacto para soltar las cadenas que te atan al sistema. Yo ahí de pie en todo el escenario y con mis tres músicos arropándome, sintiendo que todo es posible, que mi música puede tender un puente hacia fuera de mi universo personal.
En New Orleans Granada planificando la escena
Desde el escenario divisaba el garito y mientras sonaba mis canciones iba imaginándome la sala llena y  sintiendo cada letra de cada canción la canción. Los figurantes jugaron un papel principal y el sonido tan bueno de la sala hizo que no fuera difícil sentir que era un verdadero concierto.

Tan cerca que puedes tocarlo

Otros momentos del Rodaje

Ignacio Castillo en el rodaje de "Nadie Sabe Nada"

Momento de una escena del videoclip

No hay comentarios:

"Punto Zero" mi primer disco

"Punto Zero" mi primer disco
Punto Zero Album

Punto Zero

Punto Zero
Punto Zero

las profundidades del alma

Mi foto
Tierra, Andalucia, Spain
Somos del planeta de los sueños imposibles de no realizar

Archivo del blog